Apelaciones del mensaje y Search Marketing

  • inicio »
  • revista »
  • Apelaciones del mensaje y Search Marketing

En Search Marketing las apelaciones del mensaje adquieren, si cabe, más fuerza debido a su naturaleza predominantemente lingüística. Saber utilizarlas de modo correcto es vital para una óptima campaña online.

En los mensajes que en Search Marketing lanzamos, solemos utilizar instintivamente el recurso fácil para atraer tráfico a nuestras webs:
"¿Porqué no hacemos un anuncio apelando a lo económico que es nuestro producto?"

Realmente el dinero es el gancho que más tráfico puede atraer a nuestras webs, pero no siempre las consecuencias de este tipo de mensajes son positivas, todo lo contrario, pueden convertirse en un dolor de cabeza (altas tasas de rebote, imagen negativa de la marca...), sobre todo si:

        ·El producto no es realmente económico.
        ·Aún siendo un producto económico, el usuario no lo percibe como tal (seguramente por que se trata de un producto poco conocido para la población o para el usuario en concreto).
        ·Falta de empatía en el mensaje hacia los consumidores de ese tipo de productos.

Si el producto no es realmente económico comparándolo con otros de la competencia, el error que estaremos cometiendo es bastante obvio (si el tipo de producto es conocido), debiendo apelar a otros aspectos que sí sean positivos. Pero, ¿qué culpa tenemos si el cliente no sabe si es económico por desconocimiento del tema? Respuesta sencilla, toda la culpa.

Si apelamos en nuestros anuncios a lo económico que es nuestro producto (en ámbitos poco conocidos), debemos ofrecer muestras de que realmente lo es. De lo contrario la campaña no resultará eficaz, ya que atraemos tráfico pero nos arriesgamos a que su percepción sea de un producto caro. Otra opción sería hacer un anuncio diferente, cambiar la apelación del mensaje del dinero a la racionalidad, por ejemplo alguna característica que pueda interesar mucho a los potenciales compradores.

En tercer lugar, la falta de empatía es un problema grave que puede acabar en reactancia hacia la marca (imagen negativa de la empresa). Es importante saber utilizar cada tipo de apelación en el momento adecuado, ya que un mensaje económico puede llegar a llamar mucho la atención, pero puede convertir menos que otro tipo de apelación dependiendo en que ámbito nos encontremos.

Entonces hay momentos en que nos debatimos entre llamar mucho la atención del comprador o ser más discretos, pero convertir no sólo un porcentaje mayor de clientes sino que también más clientes en números absolutos.

¿Difícil elección? Creo que no, nosotros al menos lo tenemos claro, muchas veces menos es más; saber cuándo esto es así es nuestro trabajo.